NOTICIAS >> EL FALSO ENGASTE EN JOYERIA

NOTICIAS >> EL FALSO ENGASTE EN JOYERIA

 

El engaste, podríamos definirlo como la técnica utilizada par sujetar una gema a una pieza de joyería sin ningún tipo de adhesivo.

¿Cómo entonces?. Por presión del metal sobre la piedra. Lo suficientemente intensa para que no se caiga, pero sin romperla, porque todas se pueden romper. Así de fácil y de complejo.

Los "cirujanos de la joyería" llevan siglos realizando esta acción en sus diferentes formas ( en grano, en carril, en chatón, en garras, invisible...) rematando y enriqueciendo la labor previa del joyero, con un trabajo de extrema delicadeza y minuciosidad.

En todas sus variantes partimos de un taladro o un "asiento" sobre el que descansa la gema, bien utilizando fresas o buriles que erosionan el metal, para después cargarlo sobre ella proporcionando una sujeción segura y estética.

El falso engaste 1

Esto es posible por la gran maleabilidad de los metales utilizados en joyeria: oro, plata y platino.

En esta imagen se puede ver como se carga un grano, previamente aislado cortando en metal con buriles, sobre un brillante.

Pero hace ya años que la tecnología a intentado saltarse la labor del engastador, dando lugar a FALSOS ENGASTES,cada vez más generalizados.

El falso engaste 3

 

La técnica consiste en colocar la piedra en la pieza construida en cera mediante moldes, y en el proceso de fundición " a la cera perdida" o microfusión, dicha cera es sustituida por metal fundido  que, al enfriarse, tiene una ligerísima disminución de volumen comprimiendo así la gema, lo suficiente para que quede sobre el metal aparentemente sujeta.

Nada más lejos de la realidad.Son innumerables los anillos, colgantes, pendientes... con piedras caidas que nos llegan al taller con este tipo de engaste.

El falso engaste 4

Como se puede apreciar en las fotos tienen marcada la forma de la piedra en el metal, prueba inequívoca de que nunca un engastador ha hecho ese asiento con una fresa o un buril.

Lógicamente el ahorro en el coste de producción es notable, pero hay ocasiones en las que únicamente los pegamentos pueden solucionar el problema, algo poco recomendable en una joya que creías hecha con mimo y profesionalidad, garantizando así su durabilidad. Desgraciadamente, como en muchos otros productos, el precio sigue mandando.

El falso engaste 5